de 483
Caso 358

Mi papá y mi mamá se pelean mucho porque mi mamá cree que mi papá tiene otra mujer, y mi papá insulta a mi mamá. No sé qué hacer. Creo que ustedes pueden ayudarme para saber qué tengo que hacer o qué tengo que decirles a mi mamá y a mi papá.

Consejo

Estimado amigo:

Nos alegramos de que nos tengas confianza. Es difícil ser un adolescente y tener padres que pelean mucho, y para ti es urgente que ellos dejen de hacerlo. Mis padres peleaban tanto que al fin se divorciaron, pero cuando mi mamá se casó con mi padrastro, al cabo de muy poco tiempo ellos también comenzaron a pelear. Así que yo sé lo mal que te sientes y lo mucho que quisieras hallar la solución para tener más paz en tu hogar.

Es de esperarse que haya algo de conflicto entre adultos. No hay dos personas que siempre estén de acuerdo, así que cada cual tiene que poder expresar su opinión y, cuando no están de acuerdo, buscar la manera de ceder lo necesario. No es de extrañarse que expresen también sus emociones, sobre todo cuando se trata de opiniones muy definidas, así que tal conflicto no es necesariamente malo a pesar de ser desagradable para ti. Pero sería mejor si tuvieran sus discusiones en privado y sus hijos no tuvieran nada que ver con ellas.

Sin embargo, las peleas que tú describes no son saludables para el matrimonio ni para la familia. Dices que tu mamá acusa a tu papá de tener otra mujer, y que tu papá le responde con insultos. Claro que no tenemos modo de saber si se trata de que tu mamá es muy celosa o de que tu papá de veras tiene otra mujer. Si ella no tiene pruebas de que él tenga relaciones románticas con otra mujer, entonces es muy perjudicial acusarlo de serle infiel.

Cuando tu papá responde con enojo e insulta a tu mamá, con eso está tratando de concentrar la atención en las faltas de ella en lugar de las de él. Tal vez se deba a que se siente inseguro en otros aspectos de su vida, así que él logra sentirse mejor y más fuerte al hacer que tu mamá se sienta más débil e inútil. O tal vez esté muy enojado con otras personas, pero como no puede decirles a ellas lo que siente, en su lugar maltrata a tu mamá cuando llega a casa.

Lamentablemente, digas lo que digas, no es probable que tus padres dejen de pelear. Lo mejor que puedes hacer es salir del cuarto y ponerte a escuchar música o un libro en audio por medio de audífonos. Haz lo posible por no escuchar lo que están diciendo. Y toma la decisión de que tú jamás tendrás un matrimonio como el de tus padres, y que nunca permitirás que tus hijos algún día sientan lo mismo que sientes tú ahora.

Yo logré superar esos años difíciles en casa de mis padres al pedirle a Jesucristo que entrara en mi corazón y fuera mi mejor amigo. Él me dio la fuerza y la ayuda que necesitaba para sobrevivir a las peleas y darles una vida mejor a mis hijos. Si se lo pides, te ayudará también a ti.

Te deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio