de 492
Caso 482

Tengo una novia, pero siento que ella es mi novia [sólo] porque alguien se lo aconsejó.... Me siento muy mal al pensar eso, y no sé qué hacer. Además, conmigo ella es muy reservada, mientras que con sus otros amigos yo la veo más alegre y sonriente. Si la abrazo y la beso en la mejilla, me dice que tenga cuidado, que alguien nos puede ver. Ya me está doliendo la cabeza, porque la trato como a una reina, con respeto, regalos, aprecio y amor. Espero que me puedan ayudar, porque la amo pero no quiero que sufra a mi lado.

Consejo

Estimado amigo:

Tal vez usted sea la excepción, pero lo cierto es que la mayoría de las personas comienzan un noviazgo porque sienten una mutua atracción física. Les dicen a sus amigos lo linda que es su nueva novia o lo guapo que es su nuevo novio. La chispa de esa atracción hace que se sientan como en los romances de las películas. Pero tal como en las películas, bien pudieran saber muy poco acerca del carácter, del temperamento o de las creencias de esa persona. Muchas veces no descubren lo que de veras importa sino hasta que ya están enredados en una relación negativa. Por lo general es entonces que nos cuentan su caso y nos piden consejo.

Más allá de la atracción física, la base más importante de cualquier noviazgo que tiene éxito es ver la vida de la misma forma. Eso quiere decir que los dos ven el mundo desde la misma perspectiva. ¿Creen ambos que Dios tiene un plan perfecto para su vida? ¿Han decidido los dos darle prioridad a la voluntad de Dios en su vida individual? ¿Se esfuerzan ambos por tener las enseñanzas de la Biblia como norma de conducta y decisiones? Cuando uno de los dos novios tiene una visión del mundo que agrada a Dios pero el otro no, el resultado sólo puede ser una relación turbulenta y dolorosa.

En el caso suyo, alguien pudo haber aconsejado a la joven que aceptara ser su novia porque usted muestra entereza de carácter, viene de buena familia o tiene la misma visión del mundo que ella. Pero usted está consciente de que hay algo que falta en su noviazgo. Lo felicitamos por observar y mostrar interés en lo que siente ella.

Así como es importante el comienzo de un noviazgo, también lo es el final. Es común que los novios sigan tratando de ser pareja aun cuando uno o ambos saben que algo anda mal. Hacen caso omiso de las señales de advertencia porque no quieren herir a la otra persona o sentirse heridos ellos mismos. La situación en que se encuentra usted es muy difícil debido a que usted está poniendo mucho en el noviazgo pero ella probablemente nada.

Es mejor ponerle fin al noviazgo ahora en lugar de seguir invirtiendo sus ilusiones en alguien que es probable que no cambie. Así que dígale que sólo quiere que sean amigos. No le diga que ella tiene la culpa o que lo ha herido a usted. Más bien, sepárese de ella con palabras amables y deseos de bienestar. Si ella es la persona indicada para usted, entonces la forma respetuosa y afectuosa en que la trate hará que vuelva a su lado cuando se dé cuenta de lo que se está perdiendo. De no ser así, entonces usted podrá reservar sus emociones y energía para una mujer que sienta lo mismo por usted que lo que usted siente por ella.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio