de 492
Caso 490

Soy padre de cuatro hijos, tres varones y una mujer. El primero tiene diecinueve años. Me ha salido rebelde. Ya se graduó del colegio. No quiso seguir estudiando, así que se fue a trabajar por seis meses. Pero lo despidieron por irresponsable, y ahora ya no quiere trabajar.

El segundo hijo tiene quince años. Aún está estudiando, pero no es un buen estudiante. La niña tiene doce años, [y es] igual que sus hermanos. Yo trato de ser el mejor padre posible, pero no sé en qué he fallado. Le agradezco que me dé alguna idea de cómo mejorar mi forma de vida con ellos.

Consejo

Estimado amigo:

¡Usted no es el único! Muchos padres tienen algunos de los mismos problemas con sus hijos. A ellos también les cuesta trabajo saber cuánto deben controlar y cuánto deben pasar por alto, sobre todo con adolescentes mayores. El ser demasiado estricto puede hacer que sus hijos se vuelvan más rebeldes, mientras que el darles rienda suelta demasiado pronto puede hacer que cometan errores desastrosos. ¡No es nada fácil ser padre!

Le rogamos que lea los Casos 283 y 377 en www.conciencia.net para aprovechar el consejo que les hemos dado a otros padres de familia en situaciones muy parecidas. En el Caso 283 nos referimos a lo necesario que es dejar que los jóvenes adultos sufran las consecuencias de sus actos. Y en el Caso 377 tratamos sobre el desarrollo del cerebro y las razones fisiológicas por las que algunos jóvenes adultos toman decisiones tan malas. Ambos casos le darán algunas ideas de cómo tratar a su hijo mayor.

¡Pero usted tiene otros tres hijos! Esos tres están atentos a lo que le está pasando al hermano mayor. Si usted no logra manejar bien esta situación, podemos casi garantizarle que algunos de los otros se volverán aún más rebeldes.

Es muy importante que aproveche los recursos y los programas de su comunidad que pueden ayudarle a mejorar como padre. Hay muchos cursos que ofrecen los servicios sociales, las universidades y las iglesias. Busque por Internet o pídale a su médico que lo refiera a cursos en la región donde usted vive.

También le recomendamos que lea los libros Límites para nuestros hijos: Cuándo decirles que sí, cuándo decirles que no, para poder ayudar a sus hijos a controlar su vida por Henry Cloud y John Townsend, y Límites con los adolescentes: Cuándo decir «sí», cómo decir «no» por John Townsend. Si pone en práctica los principios que se presentan en esos libros, obtendrá buenos resultados en su familia.

Es muy importante que busque una iglesia que tenga programas dinámicos para las edades de cada uno de sus hijos. Asegúrese de que enseñe toda la verdad de la Biblia y que ayude a personas de todas las edades a descubrir y a cultivar una relación personal con Jesucristo. Los que asisten a la iglesia no son perfectos, así que busque a quienes cada día estén esforzándose por llegar a ser más como Cristo. Ellos pueden ayudarle a usted a hacer lo mismo.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio