de 500
Caso 497

Soy una joven de veinticinco años de edad. Tengo una relación de enamoramiento con un joven de veintitrés.... Nos amamos y tenemos planes de dar el siguiente paso de compromiso en matrimonio; pero aún siento que no es tiempo, ya que siempre hemos tenido problemas en nuestra relación. Él se incomoda por cosas que pienso que no tienen importancia. Por ejemplo, se enoja porque no le contesto sus llamadas o chats a tiempo.... Esto pasa muy seguido, y es el motivo de nuestras fuertes peleas.... Pienso que tiene actitudes de inseguridad e inmadurez.... ¿Estoy mal, o estoy siendo irrespetuosa con él?

Consejo

Estimada amiga:

Nunca es irrespetuoso estar preocupada por las cualidades emocionales de un novio. Si su novio no domina el enojo y la impaciencia mientras la corteja, de seguro que no lo hará una vez que se casen. De hecho, todo indicaría que es el tipo de hombre en quien el enojo pudiera aun escalar hasta convertirse en abuso físico.

Usted dice que está enamorada. Sin embargo, es prudente al reconocer que no es el tiempo oportuno para casarse con este hombre. En realidad, tal vez nunca llegue tal momento. Nosotros creemos que es importante que usted ni siquiera converse con él acerca de la posibilidad de casarse.

El enojo es una emoción muy poderosa. Tal vez usted tenga razón al decir que su novio sufre de inseguridad, y es posible que a esa inseguridad se deban la impaciencia y los episodios de enojo que lo caracterizan. Sin embargo, sea cual fuere la causa inicial, el enojo y la ira tienen el potencial muy peligroso de escalar hasta convertirse en abuso verbal y físico. Aunque usted piense que él jamás la golpearía, las peleas que ya están sosteniendo bastan para crear un ambiente hostil y tenso. ¿Quisiera usted vivir así todo el tiempo? ¿Es eso lo que desea para sus futuros hijos?

Muchas comunidades y centros médicos ofrecen cursos para el manejo del enojo. Es posible aprender a dominar el enojo, pero requiere que la persona reconozca el problema y resuelva buscar ayuda. Si su novio está dispuesto a asistir a tales cursos y a aprender a dominar el enojo, entonces usted pudiera esperar a ver si él logra vencer este problema. De lo contrario, le recomendamos que deje de perder el tiempo con un hombre que sufre de tan serios problemas emocionales.

Según el sabio Salomón, «el que es iracundo provoca contiendas; el que es paciente las apacigua.»1 El padre de Salomón, que fue el gran Rey David de Israel, enseñó: «Refrena tu enojo, abandona la ira».2 Jesucristo, el Hijo de Dios, dejó en claro que los que se enojan con otros merecen el juicio.3

El enojo es una emoción humana natural. Sentirlo no tiene nada de extraño ni de malo, pero llevarlo a la práctica, ya sea verbal o físicamente, es malo. Le recomendamos que le pida a Dios en oración que le dé la sabiduría y la fuerza que necesita para protegerse de los efectos del enojo destructivo de su novio.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Pr 15:18
2 Sal 37:8a
3 Mt 5:22

Información en este sitio