de 505
Caso 500

Soy una joven de veinticinco años. Desde pequeña, mis padres me criaron en un ambiente de mentira....

Comencé hace cinco años y medio una relación con un joven.... [pero él] terminó la relación porque le mentí... y estoy muy arrepentida de mi actitud. ¿Podré recibir perdón de su parte? Creo que lo que más recibo es condena por mi pecado de la mentira, pero sinceramente me cuesta decir la verdad. Necesito una nueva oportunidad, pero veo que todo se torna muy complejo. Tenía planes y proyectos para el futuro porque hay mucho amor de mi parte, pero por mi pecado todo se acabó.

Consejo

Estimada amiga:

Comprendo lo difícil que es abandonar el hábito de mentir. En el Caso 43 en www.conciencia.net puede leer acerca de mi experiencia personal.

Usted nos pregunta si su novio podrá perdonarla. Y luego dice que necesita una nueva oportunidad. No sabemos si él podrá perdonarla, pero aunque llegue a hacerlo, es posible que no le dé otra oportunidad. Usted lo engañó al mentirle, y con eso demostró que no es digna de confianza. Así que podemos comprender por qué el pudiera pensar que es demasiado arriesgado darle a usted otra oportunidad.

¿Puede usted, sin embargo, dejar de mentir? ¿Puede llegar a ser digna de confianza y estar lista para otro noviazgo significativo? ¡Sí, sí puede! Pero será necesario que usted cambie sus prioridades.

Actualmente usted está concentrada en cómo restaurar su noviazgo. Esa prioridad no es la correcta. Usted necesita más bien concentrar todo su esfuerzo en volver a ser digna de confianza, no por causa de ningún hombre, sino porque comprende que el mentir puede envenenar todas sus relaciones humanas, incluso las que tiene con sus amigos y familiares.

¿Cómo puede usted llegar a ser digna de confianza? Tiene que decir la verdad el ciento por ciento del tiempo. Si dice la verdad casi todo el tiempo, con una que otra mentira en una situación difícil, ¿puede así ser digna de confianza? Lamentablemente no. Con una sola mentira se siembra la duda en la mente de alguien. Usted tiene que determinar decir la verdad en toda situación, pase lo que pase. De hacerlo así, con el paso del tiempo la verdad se convertirá en un hábito y en una nueva manera de vivir.

Así como una sola mentira puede descalificar a cualquiera de nosotros como digno de confianza, un solo pecado basta para separarnos de Dios. Como todos los seres humanos han pecado, todos están separados de Dios. Por eso envió Dios a su Hijo Jesucristo para que pagara el castigo por nuestros pecados.1 Cuando le pedimos a Dios que nos perdone, y reconocemos que Cristo ya pagó el castigo, podemos recibir el perdón y volver a disfrutar de una relación con Él. Esa relación es necesaria para que tengamos la seguridad de la vida eterna. Así que pídale a Dios que la perdone y que restaure la relación con Él. Y luego pídale que le ayude a asegurarse de que cada palabra que salga de su boca sea la verdad.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Ro 3:23-24

Información en este sitio