de 566
Caso 555

Llevo casi dos años de casado..., pero ya en tres ocasiones mi esposa [se ha mostrado celosa] con mujeres que he retratado, porque soy fotógrafo. Está demás decir que las fotografías son de rostros solamente.

Yo amo a mi esposa y nunca he pensado en engañarla, ni lo he hecho. Pero la ex pareja de mi esposa sí la engañó, y ahora creo que ella descarga esa desconfianza en mí. Tenemos un hermoso hijo, y no quisiera que él crezca en un hogar roto. Pero temo que llegue el momento en que me canse de seguir con estos celos. ¿Qué debo hacer para que esto no vuelva a pasar?

Consejo

Estimado amigo:

Lamentamos que esté afrontando tiempos difíciles en su matrimonio. Estamos seguros de que comprende que es tal el temor que tiene su esposa de perderlo que ella deja que eso controle su conducta. El temor que ella siente supera la lógica, así que se pone celosa aunque no tenga sentido.

¿Cómo reacciona usted cuando su esposa lo interroga o acusa? Si usted es como la mayoría de las personas, reacciona con enojo. Se ofende y se disgusta porque ella no confía en usted.

Lamentablemente, reaccionar con enojo sólo empeora las cosas. Cuanto más se enoja usted, más se convence ella de que le está ocultando algo. Aumenta el temor que ella siente, y el enojo suyo aumenta como resultado. Se suscita un conflicto de emociones, y cada cual se convence de que es la víctima. ¡Con razón que esta situación lo esté cansando!

Al parecer, usted cree que en algún momento los celos de su esposa pudieran obligarlo a que la abandone y a que destruya su hogar. Eso que usted cree es muy peligroso. Es casi como si estuviera tratando de justificar desde ahora que ella lo estaría forzando a hacer algo entonces que usted no podrá controlar. Eso simplemente no es verdad. Si usted decidiera irse, de modo que su hijo crezca en un hogar quebrantado, sería porque decidió no cumplir con sus votos conyugales. El día de su boda, usted prometió amarla y cuidarla en toda circunstancia. Los celos de ella son una de esas circunstancias.

En vez de estar cansado y de planear su salida del matrimonio, invierta sus energías en comunicarse a toda hora con su esposa de modo que ella se sienta reconfortada en vez de temerosa. Si usted sabe a quién estará fotografiando, dígaselo a ella la noche anterior. Llámela o envíele un mensaje de texto por lo menos tres veces al día. Asegúrele que la ama y que ella es la única mujer para usted. Dele más información de la que considere necesaria, y determine que va a tratar de responder a todas sus preguntas aun antes de que ella pueda hacerlas.

Los celos atentan contra la salud. Es más, el sentir celos es un pecado. El apóstol Pablo los incluye en una lista de otros pecados, tales como el enojo y la inmoralidad sexual.1 Si fuera su esposa quien nos hubiera consultado, se lo diríamos a ella. Pero es usted quien nos ha contado su caso, así que nuestro consejo va dirigido a usted. No puede controlar lo que haga ella, pero puede controlarse usted mismo.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Gá 5:19-21

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio