de 483
Caso 142

¡Hola! Soy una quinceañera, y les pido que me den un consejo acerca de lo siguiente: Al parecer, mi padre prefiere estar trabajando en vez de pasar tiempo con su familia. Este problema ha existido siempre, según mi abuelita. Yo sé que tiene que trabajar, pero él es demasiado entregado a su trabajo. A veces ha trabajado el domingo sin necesidad de hacerlo. Mi punto es que actúa como si viviera únicamente para trabajar. Lo peor es que en varias ocasiones ha discutido con mi mamá por simples cosas, y en mi opinión es porque viene estresado del trabajo.

Hace algunos días se enojó tanto con mi hermano que lo golpeó con una correa tres veces y le dejó marcas. Yo sé que estuvo mal meterme en esa discusión, pero estaba tan enojada que le dije la verdad: que no pasa tiempo con familia. Lamentablemente pienso que alimentando la mentira de «yo trabajo por mi familia» le hace creer que si trabaja más, más nos quiere. ¿Qué debo hacer?... Quiero tener un padre, no un hombre adulto que se hace llamar papá.

Consejo

Estimada amiga:

Nos alegra mucho que sigas nuestro programa y que nos hayas pedido un consejo. Muchos jóvenes como tú tienen ese mismo problema, y muchos adultos recuerdan haber tenido ese problema durante su juventud.

Tu papá es el producto de la cultura y del medio ambiente en que se crió. Tal vez él haya tenido pocas posesiones materiales desde la niñez. Es posible que se haya hecho el propósito de que, cuando fuera adulto, sus hijos no carecerían de esas cosas de las que careció él. O quizá tuvo un ejemplo en su familia de alguien que no se esforzó en el trabajo, y decidió que él no sería así. Hay muchas razones que tienen que ver con la niñez de tu papá que pudieron haber contribuido a que él sea lo que es actualmente. ¿Por qué no le muestras este consejo y le preguntas cuáles son sus razones?

Hay también una razón biológica detrás del comportamiento de tu papá. Es probable que él sea el tipo de persona que quiere alcanzar el éxito y ser respetado por lo bien que se gana el sustento para su familia. En realidad, la mayoría de los hombres son así, al igual que lo son también muchas mujeres. No tiene nada de malo el proponerse grandes metas. Sin embargo, es probable que a tu papá nadie le haya enseñado que es igual de importante pasar tiempo con sus hijos como lo es proveer para su sustento. Sin duda, el padre de él no pasó tiempo con él tampoco, de modo que realmente tu papá no comprende los beneficios que tiene el hacerlo.

Trata de ver la situación desde el punto de vista de tu papá. Es importante que le pidas que cambie su comportamiento sin que juzgues sus motivos o el amor que te tiene. Sé respetuosa con él cuando le hables acerca de este tema. Pídele que se pongan de acuerdo los dos y fijen determinada cantidad de tiempo para pasar juntos cada semana. Planea cada actividad por adelantado y anótala en un calendario muy visible para que él lo vea todos los días. Puede ser un paseo prolongado, o una excursión, o un juego familiar. Acepta el hecho de que él tal vez no cambie de la noche a la mañana, pero que, si eres paciente, él comenzará a comprender la importancia que tiene pasar tiempo con su familia.

Te deseamos lo mejor,

Linda y Carlos Rey

Información en este sitio