de 544
Caso 533

Soy una madre soltera. Desde hace un año vivo con mi pareja. Él tiene una hija y yo un hijo, ambos adolescentes. Siempre compartimos como una familia.

Hace poco nos enteramos de que los jóvenes tuvieron un acercamiento indebido y, aunque no se consumó el acto sexual, pasaron cosas que no debieron haber pasado. A raíz de eso, mi pareja decidió terminar la relación, y yo me fui de la casa.

Estoy decepcionada y avergonzada, pues ese no fue el ejemplo que le di a mi hijo.... Estoy destrozada porque mi hogar se destruyó y yo amo a ese hombre. ¡Me siento mal! Mi vida se me cae a pedazos. Estoy deprimida. Tengo rabia, decepción, tristeza.

Consejo

Estimada amiga:

Nos entristece lo que hicieron los dos adolescentes, y lamentamos la situación en que se encuentra. Quisiéramos ofrecerle esperanza para el futuro de usted y de su hijo.

Usted da la impresión de que ambos adolescentes consintieron en lo ocurrido. Si uno de los dos hubiera forzado al otro de algún modo incluso si uno era varios años mayor que el otro, entonces esa información alteraría el consejo que estamos dando al respecto.

Sin embargo, creemos que es probable que si la joven hubiera sido culpable de cualquier acción involuntaria, usted lo habría mencionado. Pero a fin de proteger a su hijo, tal vez no habría dicho nada si hubiera sido él quien la intimidara o presionara a ella. Por lo regular, los padres suponen que el joven tuvo la culpa, aunque no sea cierto, así que es probable que su ex pareja culpe a su hijo y que usted también lo juzgue culpable. Tenemos la impresión de que a usted la está abrumando el enojo que siente hacia él y que lo culpa de echar a perder su felicidad.

No obstante, si hubo consentimiento de parte y parte, entonces ambos son igual de culpables. Como creemos que el plan de Dios es que las relaciones sexuales las tengamos únicamente con nuestro cónyuge, lo que ocurrió entre ellos dos fue indebido y merece la disciplina apropiada.

Es admirable que su ex pareja sacrificara su propia relación romántica a fin de evitar que la hija mantenga esa actividad sexual. Si más padres solteros le dieran más importancia a lo que necesitan sus hijos que a sus propias relaciones románticas, esos hijos tendrían muchos menos problemas emocionales.

Usted dice que le dio un ejemplo diferente a su hijo. Nosotros no sabemos nada más acerca de su vida o del ejemplo que da, pero sí sabemos que estaba teniendo una relación sexual con un hombre con el que no estaba casada. ¿Acaso no estaba su hijo simplemente siguiendo ese ejemplo?

Usted tuvo a su hijo antes de tener la relación con su ex pareja. Siendo así, su mayor prioridad debe ser el que llegó primero. Necesita perdonar a su hijo y concentrarse en ser una madre amorosa que participa en sus actividades y establece límites apropiados para él.

Sin embargo, usted necesita ayuda para perdonar y poner en orden sus propias prioridades. Le aconsejamos que comience a cultivar una relación personal con Dios, pidiéndole que le perdone sus pecados. Luego busque una iglesia donde las personas que asisten confían en Dios y han cambiado conforme a las enseñanzas de la Biblia. Muchas iglesias tienen grupos para padres solteros que se apoyan mutuamente.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio