de 500
Caso 143

Hace treinta y un años, mi madre nos abandonó, siendo maltratada por mi padre por sus celos.... Nuestro hogar era un infierno, ya que el maltrato también lo sufrimos los tres hermanos mayores. Hace seis meses, encontré a mi madre después de tantos años.... No he querido decírselo a mi padre, ya que siempre nos prohibió mencionar a nuestra madre. No siento que lo esté traicionando u ocultándole algo, sino que es algo que puedo hoy disfrutar, ya que siempre conocí la situación de mi madre y todo lo que padeció. Aunque mis hermanas menores dicen que le estoy mintiendo a mi padre, yo no lo considero así. ¿Ustedes qué opinan?

Consejo

Estimado amigo:

Lamentamos mucho su traumática niñez y a la vez lo felicitamos por la actitud positiva que ha tenido hacia sus padres.

Aunque uno de los Diez Mandamientos es honrar al padre y a la madre, muchas personas están confundidas en cuanto a lo que significa en realidad. Durante los años en que el hijo está creciendo, significa obediencia a los padres y respeto a ellos. Pero una vez que el hijo llega a ser adulto, ya no tiene la obligación de obedecer a sus padres, aunque aún debe respetarlos. (Sin embargo, el hijo adulto que opte por vivir en casa con sus padres debe obedecer las reglas de la casa o mudarse si es que cree que las reglas son poco razonables.)

Cuando el padre trata de controlar al hijo adulto haciendo que se sienta culpable o manipulándolo, el que procede mal es el padre, y el hijo adulto debe buscar la forma de mostrar su desacuerdo sin faltarle el respeto. Si el hijo adulto siente que debe ocultar de sus padres cualquier conducta normal, legal, ética o moral, entonces esos padres están tratando de controlar a su hijo adulto de algún modo. Ese padre o esa madre ha creado una relación disfuncional en la que el hijo adulto no tiene la libertad de tomar decisiones ni de pensar por sí mismo.

Usted nos da la impresión de que ha evaluado todas las circunstancias y ha llegado a la conclusión de que su mamá abandonó el hogar para ponerle fin al maltrato del que era víctima. En cambio, algunos de sus hermanos le echan la culpa a su mamá por la conducta de ella y están dispuestos a pasar por alto el maltrato de parte de su padre. Lo más probable es que su padre los ha manipulado a tal grado que lo exoneran de su responsabilidad en lo que sucedió.

Le recomendamos que se siente a conversar con su padre de hombre a hombre. Dígale que le agradece el que los haya sustentado y que haya mantenido intacta a la familia, pero que, como hombre adulto, usted tiene el deseo de conocer a su mamá antes que sea demasiado tarde. Luego pídale que respete esa decisión que usted ha tomado.

Es probable que su padre se enoje. Al principio seguramente dirá cosas crueles, y luego se portará como si usted lo hubiera herido profundamente. Reconozca eso como lo que es: pura manipulación. Niéguese a discutir con él al respecto. Dígale, más bien, que lamenta que él no pueda aceptar el hecho de que usted es un hombre adulto y que tiene el derecho de cultivar una relación con cualquier persona que desee. Dígale además que nada ha cambiado en la relación entre ustedes dos y que quiere seguir como antes. Tal vez pasen semanas, meses o hasta años antes de que su padre llegue a respetarlo por haber adoptado esa postura, pero tarde o temprano ha de suceder.

Le deseamos lo mejor,

Linda y Carlos Rey

Información en este sitio