de 492
Caso 193

Tengo veintinueve años de edad, y a los veinticuatro años conocí a mi novio.... Tenemos planes de casarnos, pues nos llevamos muy bien. Pero en días pasados [a] mi mamá... le dijeron que mi novio era muy agresivo, cosa que no es cierta; que su abuela materna había muerto de esquizofrenia; y que el padre biológico de él había matado a su propia hermana a golpes, cosa que yo no sabía y ni siquiera mi novio.

En realidad, ya no sé qué hacer, pues mi mamá me dice que se heredan todas esas maldiciones. Yo lo quiero mucho, sólo que me impacté al saberlo, y no quiero que mis hijos salgan malditos, y tampoco quiero separarme de él. ¿Qué puedo hacer?

Consejo

Estimada amiga:

Las madres quieren lo mejor para sus hijos, pero a veces los protegen más de lo necesario. Usted tiene veintinueve años, y por lo tanto tiene la madurez para decidir por sí misma y pedirle a su mamá que respete cualquier decisión que usted tome.

Sin embargo, cuando hay alguna duda respecto a la entereza de carácter de una persona, es aconsejable pensarlo bien y proceder con cautela. Su mamá cree que su novio es muy agresivo, pero usted no está de acuerdo con ella. Tal vez usted no esté de acuerdo porque no quiere creer que sea así. Y tal vez su mamá esté equivocada. ¿Cómo puede usted saber quién tiene razón? ¡Si está dispuesta a esperar! Espere un poco más antes de hacer planes matrimoniales definitivos. Espere y deje que pase algún tiempo para de veras llegar a conocer a ese hombre. Espere y observe cómo se porta él cuando está enojado y cómo reacciona cuando no obtiene lo que quiere. Observe cómo trata a otras personas y cómo se lleva con su propia familia. Tome nota de cualquier conflicto que haya en su vida y en su trabajo.

Nosotros no creemos en maldiciones. Tampoco creemos que la conducta delictiva sea genética. Sin embargo, la enfermedad de la esquizofrenia sí tiene un factor genético. Si la abuela de su novio era esquizofrénica, entonces él tiene una mayor probabilidad en comparación con otros de llegar a ser esquizofrénico. Si su padre también era esquizofrénico, lo que pudo haber contribuido a que fuera violento, entonces la probabilidad es aún mayor. Sin embargo, si su novio jamás vivió con ningún esquizofrénico, entonces la probabilidad disminuye, ya que también parece haber un aspecto ambiental de la enfermedad. Además, nadie muere de esquizofrenia, así que esa mala información que recibió su mamá pudiera poner en tela de juicio el resto de lo que ella alega al respecto. De todos modos, le recomendamos que consulte a un médico o a un consejero genético antes de tomar una decisión final acerca del matrimonio.

Usted necesita sabiduría divina para saber qué hacer y fuerza sobrenatural que la ayude a ser consecuente. Nosotros hemos hallado esa sabiduría y esa fuerza en nuestra relación personal con Dios por medio de su Hijo Jesucristo. Si usted aún no le ha pedido a Cristo que sea su Salvador personal y su mejor amigo, le recomendamos que dé ese paso hoy mismo. No espere un día más para cultivar esa relación con Cristo. Puede confiar en Él para que la guíe por el mejor sendero para su vida futura.

Le deseo lo mejor,

Linda

Información en este sitio