de 463
Caso 204

Somos padres adoptivos de una hermosa niña [que] tiene cuatro años.... La mamá de la niña era una joven muy trabajadora.... Un día que venía de trabajar..., ya de noche, recibió unas llamadas, no se sabe de quiénes. Parece ser que ella fue en busca de quien la llamaba, y... el siguiente día... la encontraron muerta, torturada de una forma cruel y salvaje....

Todo eso debe saberlo la niña, pero el caso es ¿a qué edad y de qué forma comentarle lo antes narrado? No queremos que ella sea afectada psicológicamente al saber esto por otras personas sin sabiduría...

Consejo

Estimado amigo:

Su caso está lleno de alegría y de tristeza al mismo tiempo. Su hija disfruta de la bendición de tener padres que la aman y que la cuidarán en todos los sentidos. Y usted disfruta de la bendición de que forme parte de su vida esta niña especial. Pero al mismo tiempo hay tristeza a causa de su madre biológica y de la inseguridad en cuanto a cómo contarle los horribles hechos de lo que le sucedió.

Con el paso de los años va aumentando no sólo la estatura de los niños sino también su capacidad de comprensión. Como su hija tiene cuatro años de edad, usted ya debió haberle contado que algunos padres reciben a sus hijos en el hospital, mientras que otros los reciben mediante la adopción. El mejor momento de hablar al respecto es cuando le esté leyendo algún cuento. Aproveche cada oportunidad que se presente para decirle lo mucho que usted quería tener una hija y cómo Dios le concedió su deseo. Muéstrele fotos de la primera vez que la tuvo en sus brazos y dígale lo feliz que eso lo hizo sentir ese día. Sin embargo, así como ella no está lista aún para comprender los detalles biológicos de su procreación, tampoco está lista para comprender el concepto de tener padres biológicos diferentes.

A medida que su hija crezca, pídale a Dios que le dé sabiduría con relación a cuánta información darle cuando ella le haga preguntas. El sabio Salomón escribió un proverbio que a usted le conviene acatar. Dice así: «El Señor da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios.»1 Tal como lo reconoce Salomón, usted necesitará sabiduría sobrenatural para saber a qué edad revelar cada dato adicional de información. No le mienta nunca; más bien, cambie el tema para distraerla cuando ella le pida información que aún no tiene la madurez para procesar.

La mayoría de los niños pueden comenzar a comprender conceptos abstractos cuando tienen siete u ocho años. Esa es también la edad en que alguna persona pudiera contarle a su hija acerca de la muerte de su madre biológica. Antes que eso suceda, asegúrese de haberle contado a su hija que todo el mundo tiene la opción de tomar buenas o malas decisiones, y que con frecuencia las malas decisiones hieren a otras personas. Y en el momento que le parezca apropiado, usted puede mencionar el hecho de que a veces algunos toman la mala decisión de matar a otras personas, y eso es lo que le pasó a su mamá biológica. Ella reaccionará emocionalmente conforme a lo que observe en usted; así que dígaselo con calma, como si estuviera hablando acerca de algo que les pasó a sus bisabuelos hace muchos años.

Pídale a Dios que le dé sabiduría para cada paso del camino,

Linda
____________________
1 Pr 2:6

Información en este sitio