de 480
Caso 424

Me siento muy confundida. Conocí a un hombre diez años mayor que yo por una página [de Internet]. Tengo un mes de estar hablando con él, y me ha encantado recibir sus mensajes. Es un caballero muy amable, romántico y con un corazón muy noble.

El problema es que lo conocí en persona hace dos días, y no me gustó físicamente ni un poquito. Ya le dije que no quiero nada con él, pero él insiste que le dé otra oportunidad, y yo no sé qué hacer. Es el tipo de hombre que siempre soñé, pero no puedo ni darle un beso porque no me gusta.

Necesito un consejo. ¿Es posible que lo pueda llegar a querer? Me duele pensar que a lo mejor yo sea superficial, y que conocí al hombre de mi vida y no lo puedo valorar.

Consejo

Estimada amiga:

Ojalá nos hubiera dado más información. No sabemos si no le gusta físicamente el hombre porque le parece muy viejo, o no cuida su apariencia y tiene cabello y ropa sucia, o tiene tatuajes en todo el cuerpo. Pero, cualquiera que sea la razón, está claro que usted no siente ninguna atracción por él.

¿Es superficial rechazar a un posible cónyuge por no sentir ninguna atracción por él? No. Cualquier razón es válida para evitar un mal matrimonio. Debe tenerse en cuenta toda duda. Nunca es aconsejable tratar de convencerse de que una relación le conviene.

Usted hizo lo correcto al decirle en seguida al hombre que no quería seguir con él. Tal vez lo haya herido emocionalmente, pero habría sido peor si su relación se hubiera prolongado por más tiempo.

Hay una explicación posible que tal vez no haya considerado. Usted describe lo maravilloso que es este hombre, pero ¿cómo es posible que sepa eso después de un solo mes de conocerlo por Internet? Uno nunca puede confiar ciegamente en las palabras de una persona por la Internet. (Lea los «Casos de la semana» 401 y 322 para ver lo que les pasó a otras personas que se equivocaron al confiar en alguien a quien conocieron en línea.) ¿Es posible que algún aspecto de ese hombre no correspondía con lo que él le dijo por Internet? ¿Será que no le gustó porque el hombre a quien conoció en persona no coincidía con el hombre con quien conversó en la página de Internet? Si es así, entonces lo que usted sintió fue, en realidad, una señal de advertencia.

Los que han cultivado una relación personal con Jesucristo, el Hijo de Dios, tienen la ventaja de contar con Él como su guía. El Dios del universo sabe lo que más nos conviene, y quiere ayudarnos a tomar buenas decisiones. Cuando le pedimos ayuda en oración, Él nos responde.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio