de 468
Caso 464

Soy una chica de dieciséis años. Soy muy tímida y no tengo amigos. Esto comenzó hace cuatro años.... Todos se alejaron de mí, y ahora estoy sola. A veces me autolesiono y me hago daño. No quiero seguir con esto.... Antes yo no era así. Yo era muy sociable, pero todo cambió. Quiero volver a ser feliz, pero se me hace muy difícil. Mis padres no me entienden. Piensan que estoy loca, pero no lo estoy. He pensado en quitarme la vida muchas veces, pero no quiero hacerlo. Sólo quiero dejar de sentirme sola y tener amigos.

Consejo

Estimada amiga:

Nos alegramos de que nos hayas contado tu caso. Sentimos mucho todo lo que estás sufriendo.

Dices que tus padres piensan que estás loca. Tal vez creas eso porque ellos quieren llevarte a ver a un psiquiatra. Muchas personas no entienden bien lo que hacen los psiquiatras, creyendo que tratan sólo a personas locas. Lo cierto es que los psiquiatras son médicos que se especializan en el cerebro, así como hay médicos que tratan las enfermedades del corazón, otros que tratan los pulmones, y otros que tratan la piel.

A veces el cerebro puede tener demasiado de una sustancia química y no lo suficiente de otra. Esas sustancias del cerebro pueden hacer que nos deprimamos o sintamos ansiedad. Eso no quiere decir que estemos locos. Sólo quiere decir que necesitamos algún medicamento para regular las sustancias en el cerebro. Los psiquiatras son los que se han especializado en los tratamientos para regular esas sustancias.

El autolesionarse es una señal de que necesitas que se te regulen las sustancias químicas en el cerebro. Una receta médica puede ayudarte a dejar de lesionarte, como también a dejar de pensar en quitarte la vida. Piensas que estás sola y triste porque no tienes amigos, pero son más bien esas sustancias en el cerebro las que están haciendo que estés triste. Una receta médica te ayudará a sentirte mejor y hará que te sea más fácil hacer y mantener amigos. Te rogamos que le cuentes a tu médico tus pensamientos de suicidio y de autolesión. Éste puede recomendarte un buen psiquiatra que pueda ayudarte.

Dios es tu Padre celestial, pero también quiere ser tu Amigo. Él está contigo a pesar de lo sola que te sientas. Puedes hablar con Él igual que con cualquier amigo. Dile cómo te sientes, y pídele que te dé el valor de someterte fielmente a cualquier tratamiento que te recomiende el médico. Escríbenos a mensaje@conciencia.net y cuéntanos cómo te está yendo. Nos interesas, y queremos que vuelvas a ser feliz.

Te deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio