de 464
Caso 357

Tengo un niño de un año, y soy madre soltera. El papá de mi hijo no lo quiere, no lo ve, no lo visita. Quiero saber si debo pedir la patria potestad del niño porque me da miedo que, cuando el niño crezca, el papá le diga que no lo veía porque yo no se lo permití. ¿Qué le debo decir a mi hijo cuando me empiece a preguntar por él?

Consejo

Estimada amiga:

¡Qué situación tan triste la de su hijo, y sin embargo tan común y corriente! Cuando un hombre y una mujer optan por tener relaciones sexuales antes de casarse, los hijos inesperados que tienen llegan como consecuencia de esa decisión insensata. Y muchas veces, tal como en el caso suyo, el hombre abandona a la criatura y actúa como si no tuviera ninguna responsabilidad con ella.

Nos alegramos de que usted sea una persona responsable que está cuidando a su hijo. Pero tiene razones válidas para estar preocupada. Algún día el padre de su hijo bien pudiera mentirle a él acerca de usted y de las circunstancias.

Así que le recomendamos que investigue todas sus opciones legales. En casi todo país hay asesorías profesionales especializadas en estos casos. Por lo general hay cuatro pasos que deben darse: establecer la paternidad del hijo por medio del ADN; pedir la manutención del hijo a la que está obligado el padre, según lo que ordena la ley; solicitar un contrato de visitas paternas aunque el padre de su hijo no lo desee; y mantener registros cuidadosos de toda correspondencia, todo intercambio de dinero y toda visita. Algunos países cuentan con sistemas para facilitar esos pasos, así que asegúrese de aprovechar todo recurso posible. No se dé por vencida cuando se vuelva difícil o cuando otras personas traten de disuadirla de hacer lo debido. No se desanime si hay otra mujer u otros hijos interviniendo en la vida del padre de su hijo.

¿Qué debe decirle a su hijo? Siempre dígale la verdad, pero en un contexto que él pueda comprender. Durante los primeros años, la respuesta que puede dar es: «Algunos niños tienen papás que viven en casa con ellos, y algunos niños tienen papás que viven en otros lugares. Tu papá vive en un vecindario diferente del nuestro. Es probable que algún día lo conozcas.»

No permita nunca que su hijo se entere de ninguno de los asuntos legales pendientes, ni que se dé cuenta de nada de lo que usted siente respecto a la situación. Los niños hacen más preguntas cuando presienten que algo anda mal, así que tenga cuidado de controlar sus emociones y de nunca hablar acerca de la situación con otra persona cuando su hijo pudiera escucharla.

Su hijo necesita cultivar una relación estrecha con su Padre celestial para que pueda crecer sin sentirse abandonado. Lo mejor que puede usted hacer es buscar una iglesia en la que los asistentes tengan una relación personal con Jesucristo y vivan conforme a las enseñanzas de la Biblia. En muchas iglesias hay grupos de apoyo para personas solteras que tienen hijos, como también actividades para esos hijos. A medida que crece su hijo, tanto usted como él irán creciendo cada vez más en el conocimiento de Dios, y eso les ayudará a vencer todo obstáculo. Y el compañerismo de las otras personas solteras que tienen hijos puede proporcionarle apoyo y consejos valiosos.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio