de 468
Caso 462

Hace tres años nació una hermosa niña a la cual su abuela materna se opuso a que [yo como padre] la reconociera... a tal extremo que manipuló la conciencia de la madre de mi pequeña hija para convencerla de no aceptar que llevara mi apellido.... No puedo verla. He pensado acudir al tribunal del menor para solicitar... una orden para una prueba de ADN.... He tratado de hacer las cosas [de manera] amistosa, sin litigio alguno [en los] tribunales. Cabe destacar que siempre fui y he sido un padre responsable con mis hijos, y quiero serlo también con mi niña.

Consejo

Estimado amigo:

Lamentablemente usted omite muchos detalles. Dice que tiene otros hijos, pero ¿está casado? Dice que es un padre responsable con sus otros hijos. ¿Quiere eso decir que provee para la vivienda, la comida, la ropa y las actividades de ellos? ¿Quiere decir que le dedica tiempo de calidad a cada uno, asistiendo a sus actividades deportivas y presentaciones escolares? ¿Disciplina con sabiduría a cada uno, sin gritarle ni golpearlo?

Si no tiene la custodia de sus otros hijos, es aún más difícil ser un padre responsable. Hay que hacer un esfuerzo considerable para negociar con la madre de los niños con relación a visitas y gastos. Si a usted le resulta difícil llevarse bien con la madre de ellos, entonces habrá tenido que esforzarse mucho para ser responsable.

Su nueva hija tiene tres años. En esos tres años, ¿cuánto dinero ha aportado usted para los gastos de ella? Alguien ha tenido que pagar por los pañales, la leche, la ropa y las cuentas médicas. ¿Ha aportado usted por lo menos la mitad de los fondos necesarios para pagar esos gastos?

Muchos hombres se niegan a hacer aportes económicos a menos que se les permita tener una relación con sus hijos. Eso pareciera ser lo razonable y justo. Sin embargo, según las leyes de la mayoría de los países, el padre biológico es el responsable de los gastos del hijo aun cuando nunca llegue a verlo.

No estamos seguros de por qué ha dejado que pasen tres años para pedir una prueba de ADN. Si quiere tener una relación con su hija de aquí en adelante, tiene que comprobar primero que ella es su hija. Después de eso, tendrá que pedirle al juez que le conceda visitas periódicas. Tenga la seguridad de que la madre y la abuela de su hija también pedirán que se le obligue a usted a que pague una cuota mensual para los gastos de la niña. Bien pudiera ser una suma considerable, dependiendo del dinero que usted gana.

Si usted se hubiera casado con esa mujer antes de tener relaciones sexuales con ella, no tendría ninguno de estos problemas. Ahora tiene varios hijos que necesitan apoyo económico y emocional, varias mujeres con las cuales negociar, y un futuro colmado de relaciones contenciosas.

Dios lo ama a usted así como ama a todos sus hijos. Él no planeó que en el futuro suyo hubiera tantos pleitos y desacuerdos. Usted decidió hacer las cosas a su manera, y ahora tendrá que afrontar las consecuencias de su conducta. Dios no borrará esas consecuencias naturales, pero sí está dispuesto a borrar las consecuencias eternas si le pide que perdone sus pecados y que lo ayude a vivir conforme a sus leyes divinas.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio