de 492
Caso 371

Trabajo en una ferretería, cuyo dueño es mi papá. Me gusta ese tipo de trabajo; sin embargo, hay varias cosas que me producen... bastante incomodidad, ya que mi papá en ciertas oportunidades ha comprado mercancías robadas.... Tampoco paga todos los impuestos de las ventas del negocio.... Me siento participando y apoyando lo ilegal, la corrupción y lo deshonesto.... He pensado en trabajar en otro lugar, pero ¡cómo se pondría mi propio papá! ¿Qué se debe hacer, y qué es lo correcto?

Consejo

Estimado amigo:

¡Te felicitamos por tu honradez y tu integridad! Te está hablando la conciencia, y le estás prestando atención. ¡Bien hecho!

Hay padres que son honrados, amables y sabios. Los hijos de esos padres deben estar muy agradecidos por ellos. Sin embargo, no todos los padres son honrados, o amables o sabios. Muchos aprendimos a temprana edad que nuestros padres estaban tomando malas decisiones, a veces algunas deshonestas o ilegales, y nuestra conciencia nos advirtió que no siguiéramos ese mal ejemplo. Tú escuchaste esa advertencia, y ahora quieres saber qué debes hacer y qué es lo correcto.

En la situación en que te encuentras parece que no puedes obedecer al mismo tiempo dos de los Diez Mandamientos. Pudieras pensar que para honrar a tu padre, como ordena uno de los mandamientos, tienes que estar de acuerdo con su falta de honradez (en los negocios). Pero la falta de honradez quebranta otro mandamiento.

En cambio, si no estás de acuerdo con su falta de honradez, pudiera parecer que no estás honrando a tus padres. Entonces ¿cómo puedes obedecer ambos mandamientos a la vez?

Como hijo bajo el cuidado y la provisión de sus padres, es probable que sea mejor que obedezcas a tu padre a la vez que tratas de no involucrarte en ninguna de sus actividades ilegales. No eres tú quien está comprando mercancía ilegal, ni quien no está pagando los debidos impuestos, así que no eres responsable de esos asuntos.

Pero tan pronto como se te considere un adulto, para efectos legales, comienza discretamente a buscar otro empleo. Como adulto se te pudiera juzgar como un cómplice en esa actividad ilegal, así que es importante que te alejes de ella. Dependerá de las circunstancias si le dices o no a tu padre la razón principal por la que te vas. Si tienes por qué tenerle temor, entonces tal vez sea mejor no divulgar algunas de las razones. Puedes, desde luego, decir con toda sinceridad que crees que ya es hora de que adquieras más experiencia en otro tipo de empleo a fin de aprender otros aspectos de los negocios y así estar mejor preparado para el futuro.

No es probable que tu padre deje sus actividades ilegales a raíz de tus objeciones, así que pudiera ser mejor que oraras por él en lugar de confrontarlo. Tu Padre celestial se interesa por ti, por tu situación y por tu papá, de modo que escuchará tus oraciones. El salmista David dijo: «El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad. Cumple los deseos de quienes le temen; atiende a su clamor y los salva.»1

Pídele a Dios que te dé su sabiduría divina para tu futuro,

Linda
____________________
1 Sal 145:18-19

Información en este sitio